¿Qué $%&*!# pasó con la portada de Bloomberg Businessweek?

Sin caer en temas político-electorales, a muchos de nosotros nos dejó boquiabiertos la portada de la edición más reciente de la revista Bloomberg Businessweek; y no por la decisión de poner en la tapa al candidato tabasqueño sino por el diseño, la foto, la tipografía, el color… todo.

Por Andoni Aldasoro

La revista Bloomberg Businessweek, hace apenas un año, fue rediseñada, revelando un diseño totalmente diferente a su estética previamente “loca”. Reafirmando su interés en agradar a una audiencia comercial y financiera. La publicación parece haber abandonado el estrafalario enfoque de la dirección artística desarrollado bajo la dirección de Richard Turley a favor de una apariencia más seria. En la carta de su editor, Megan Murphy describe el nuevo diseño como “más limpio”, “más consistente” y “más fácil de navegar”. Rob Vargas, el director creativo, afirmó en una entrevista que  “hay casi un número igual de similitudes y diferencias entre el aspecto nuevo y el anterior, y creo que algunos lectores pueden encontrar el cambio muy dramático y otros menos.”

DcwhOayXUAAzL1a

“Nos hicimos conocidos por abrazar la ironía en nuestras portadas, la ‘fealdad’, la imperfección. Mucho de lo que hacíamos era una reacción contra lo que eran los impulsos normales de la revista. Si otras revistas estaban haciendo grandiosas ilustraciones conceptuales sobre la administración Trump, entonces nuestro enfoque sería poner una reinterpretación lo-res de un meme” dice Rob Vargas.

Sea como sea, Bloomberg se ha distinguido por ofrecernos, bien o mal diseñadas, portadas controvertidas y controversiales. Aquí una pequeña muestra:

 

“Todos los que trabajan en los medios saben que tienes que evolucionar o morir. Cuanto más te acomodes en una forma de hacer las cosas, más probable es que te quedes atrás.” finaliza Rob Vargas.

¿Qué te parece el estilo de portadas de Bloomberg Businessweek? ¿cumplen el objetivo de destacar de la competencia en newsstands?